Preparando el viaje a Senegal en moto

En esta entrada te cuento cómo se puede preparar el viaje a Senegal en moto. Una serie de indicaciones breves de cómo realicé todos los preparativos para ir y volver a Senegal a través de Marruecos y Mauritania, cruzando el desierto del Sáhara por pistas. Un viaje que nos llevó algo más de un mes.

¿Porqué elegir este trayecto?

Descartada la tradicional ruta de Argelia, dada la inestabilidad política y la inseguridad del país, la forma más cercana y fácil para acceder a África negra desde España, es atravesar Marruecos y Mauritania. Una vez que llegas a Mauritania, básicamente se pueden escoger dos rutas; la que sigue hacía el sur cruzando la frontera con Senegal, y la que gira hacía el este, recorriendo Mauritania, para desembocar, en el momento del trayecto que se elija, en Mali. Como la segunda ruta ya la había realizado con anterioridad, decidí viajar por la primera hasta Senegal. Mis compañeros, toda vez que no tenían experiencia en este tipo de viajes, confiaron en mi para decidir el trayecto. No sabían lo que hacían los pobres…. jajajaja

madrid-senegal-viajes-inusuales

La planificación del viaje fue bastante improvisada. Si me habéis leído alguna vez, sabréis que preparo cuatro detalles imprescindibles y confío en improvisar a lo largo de la ruta. Me encanta la euforia que te produce resolver los diferentes imprevistos que vas encontrando por el camino y la posibilidad de salirte constantemente de las líneas que has establecido…. si es que has establecido alguna. La parte más importante es revisar y preparar las motos de forma adecuada, ya que todo el viaje depende de su comportamiento.

Moto

Llevé mi fiel Suzuki DR 650 a un taller de confianza a que revisaran la mecánica en general y adquirí repuestos de sobra para poder responder ante las averías más usuales y sencillas de reparar. El mecánico revisó especialmente las suspensiones y me instaló un cubrecarter de aluminio, mejor y más ligero que el que llevaba hasta entonces. Muchos moteros me comentan que es un caldero y que hay motos mucho mejores y más divertidas… y les doy la razón, pero creo que no he tenido una moto más dura para viajes largos en mi vida. No he tenido nunca una avería en viaje con ella, ni tan siquiera he pinchado una rueda, la mecánica es sencillísima y además es baratísima de mantener. De hecho, durante este viaje, prácticamente todos los repuestos que llevaba, se los tuve que prestar a mis compañeros de travesía para sus motos.

Mi fiel burra

Repuestos que llevé a África

 

Cable de Embrague

Bombillas

Fusibles

Spray reparapinchazos

Desmontables

Kit pinchazos

Bidón plegable gasolina

Cámaras

Bujía

Filtro aire

Bomba hinchar

Manómetro

Eslabón cadena

Macarrón

Sellador de carter

Bridas

Manetas de freno y embrague

Rodamientos ruedas

Spray cadena

Llaves multiusos

Cinta americana

Parece mucho, pero todos ellos son imprescindibles, y aunque suponen una gran parte del peso del equipaje, no abultan demasiado.

Cargando la moto

El equipaje que se puede llevar a un viaje de este tipo, como a casi todos los de aventura, conviene que sea lo más reducido posible. Al ser motos ligeras con las que vamos a salir frecuentemente de pista, descartamos las maletas, llevando una mochila de tamaño mediano bien asegurada en la parte de atrás. Una mochila de estas dimensiones aploma la moto y si la pones atravesada, no te molesta a la hora de echar el trasero hacía la parte de atrás del asiento cuando necesitas reducir el contacto de la rueda de adelante con la pista. Además puedes quitar la mochila con facilidad y llevarla a cualquier parte.

Equipaje moto

En viajes más largos y en los que no me salgo de pista, he optado por llevar maletas. En el caso de la mochila, tengo por costumbre limitar el peso máximo a unos 13 kg. Después de muchos viajes he redactado un listado de los elementos que debo llevar y sobre el que trabajo en cada viaje específico, variando uno u otro componente. Si queréis echarle un vistazo, aquí podéis descargarlo en formato PDF.

 Descargar Listado Elementos

Orientación

En este viaje no llevé GPS alguno, excepto el que por defecto viene incluido en el teléfono móvil, que no utilicé en ocasión alguna. Lo hice así por una decisión personal que tiene implícita un poco de romanticismo y mucho de probar tu capacidad para desenvolverte en un viaje este tipo de ayudas externas. Eso si, lo que no pudo faltar fue un buen mapa que compré en Madrid, en la Tienda Verde, uno de mis comercios preferidos, en el que se puede encontrar prácticamente de todo. Compré un mapa de Mauritania y otro de Senegal de la editorial francesa ITMB. También venden unos del INSTITUT GEOGRAPHIQUE NATIONAL muy detallados. Cuestión de gustos. Para Marruecos ya tenía el ajado Michelin de toda la vida, que me ha acompañado a tantos viajes en el país vecino. También llevé una brújula, por aquello de que en el desierto, al igual que en una pastelería, es fácil perder el norte.

Ropa

Aquí es donde se les va la olla a mucha gente y es el motivo de que los equipajes sean, en muchas ocasiones, demasiado voluminosos. Hay que llevar, al igual que en el resto de los apartados, lo auténticamente imprescindible. No vamos a necesitar mucho para un viaje de estas características. Metí lo estrictamente imprescindible, sobre todo ropa técnica. Las camisetas, calcetines y ropa interior, se pueden ir comprando y luego desechando a lo largo del viaje. Compras una camiseta en cualquier mercado y luego, sencillamente adquieres otra y regalas la usada al primer tipo necesitado que veas.

Unas botas cómodas, para cuando te quites las de la moto y unas buenas gafas de sol son imprescindibles. La camiseta de manga larga es otro elemento indispensable, porque con las de manga corta te sueles quemar los brazos a causa del excesivo sol. El sombrero con alas lo prefiero a la gorra, ya que te protege también la nuca del astro rey.

Fotografía

Soy un gran aficionado a la fotografía, que además me sirve para ilustrar mis viajes.

A este viaje opté por llevar una cámara compacta dejando el equipo réflex en casa ya que ocupa demasiado espacio. Opté por una cámara con un gran zoom óptico y con la opción de poder utilizar pilas alcalinas normales. Una batería dura bastante más, pero en ocasiones puedes pasar varios días sin poder cargarla, mientras que en cualquier tienda puedes comprar unas pilas alcalinas.

Higiene

Así como a otros países no suelo llevar nada y lo compro in situ, cuando voy viajando por el país, en ciertas zonas de Africa negra es complicado encontrar elementos de higiene personal, por lo que llevé casi todo, eso si, en pequeños botes individuales que suelen vencer en casi todos los supermercados.

Alimentación

Filtro potabilizador

Filtro potabilizador, suplementos de sales minerales para el agua y un montón de barritas energéticas. Las barritas resultaron ser un acierto, porque por el interior de África en muchas ocasiones es complicado encontrar, no solo restaurantes en los que comer, si no también tiendas en las que comprar cualquier cosa. De hecho muchos días comí únicamente barritas energéticas, lo que me llevó a perder dos kilos y medio en el transcurso del viaje. Eso si, no se os ocurra llevarlas con chocolate u os llevaréis una sorpresa cuando las abráis durante un día caluroso.

El filtro potabilizador lo utilicé poco, ya que al contrario que con la comida, no era excesivamente complicado conseguir botellas de agua. De todas maneras es un aparato magnífico que está bien llevarlo por si las moscas. Esta es la web de la empresa que lo vende.  En esta otra dirección lo podéis conseguir por medio de un distribuidor español.

Las cápsulas con suplementos de sales para añadir al agua se pueden encontrar en cualquier tienda de deportes en frascos de 100 unidades. Son bastante útiles para añadir al agua del CamelBack ya que ayudan a soportar las largas jornadas encima de la moto, en las que a menudo escasea la comida.

Barrita energética

Útiles y equipaje

El equipaje consistía en la mochila principal, el CamelBack, dos bidones pequeños de agua y una riñonera muy útil que compré en la sección de caza de Decathlon. y que desde entonces ha sido una de mis más fieles compañeras en los viajes en moto. Siempre es útil llevar la riñonera para tener a mano, sin tener que llenarte los bolsillos de la cazadora, la documentación, la cámara de fotos, alguna nación energética y un bidón pequeño de agua. La que compré, tiene una bolsa de malla que se saca de la parte posterior y que al atarla por encima de los hombros con unas cinchas, forma una mochila improvisada.

El CamelBack es tremendamente útil al cruzar el desierto. Aunque a mi me resulta algo incómodo llevar una mochila a la espalda y con el calor corporal el agua se recalienta enseguida, es la única manera de beber de forma continuada sin tener que parar cada dos por tres. Llevé uno de Decathlon, con una bolsa de 2 litros.

Además unos cubiertos plegables con un cuchillo bastante grande que me sirve de navaja, ya que por ahí abajo muchas veces comen con las manos, una linterna de las de dinamo, de esas de manivela, para no tener que cargar con más pilas, y bolígrafos y cuaderno en el que ir anotando aspectos del viaje y otras curiosidades.

Salud

En este aspecto soy partidario de llevar solo lo imprescindible. En la mayor parte de los sitios se pueden encontrar todo tipo de medicinas, y es mejor no cargar con muchas. Lo básico para una cura de urgencia si te haces una herida; gasas, esparadrapo y Betadine, analgésicos, unas pastillas para la diarrea y protector solar y labial. Las lociones contra mosquitos las suelo comprar siempre en el país, ya que en cada sitio los mosquitos suelen ser diferentes y son mejores los compuestos locales. Nuestras lociones, aparte del Relec que suele dar buenos resultados. los mosquitos del país se la untan en rebanadas y se la comen para el desayuno.

Lo de los preservativos es una cuestión aparte. En el blog contaré para que lo usé realmente…. sin callarme nada, con todo detalle…. jajajaja

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo o al del costado para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

La sección para comentar está al final de la página.

Es muy sencillo, no te pedimos que te registres y te agradecemos cualquier comentario

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.