Preparando el viaje al sur de la India

En esta entrada te cuento cómo se puede preparar un viaje a la India alquilando ahí una moto y recorriéndolo sobre dos ruedas. Algo que resulta mucho más sencillo de lo que parece, pero que supone unos pequeños preparativos y, lo más importante, una buena mentalización de con que te vas a encontrar al llegar ahí y montarte en un vehículo.

¿Porqué elegir este trayecto?

Este era mi primer viaje a la India, y estaba como loco por elegir el trayecto adecuado para que la impresión fuera inolvidable. Tras mucho hablar con varios amigos expertos en el subcontinente, decidí viajar por las regiones de Goa, Karnataka y a ser posible Kerala, al sur de Bombay. Me convencieron alegando que el sur es más apacible, menos poblado y refleja mucho mejor la auténtica esencia rural de la India. No hay tantos monumentos grandiosos, pero el día a día es mucho más amigable y los pueblos y pequeñas ciudades se van sucediendo apaciblemente, guardando una sorpresa tras cada curva.

Recorrido lineal que hicimos. Con los desvíos y otros trayectos, sumaron casi 3.000 km.

Recorrido lineal que hicimos. Con los desvíos y otros trayectos que hicimos sumaron casi 3.000 km.

La planificación del viaje fue bastante improvisada. Si me habéis leído alguna vez, sabréis que preparo cuatro detalles imprescindibles y confío en improvisar a lo largo de la ruta. Me encanta la euforia que te produce resolver los diferentes imprevistos que vas encontrando por el camino y la posibilidad de salirte constantemente de las líneas que has establecido…. si es que has establecido alguna. La parte más importante es revisar y preparar las motos de forma adecuada, ya que todo el viaje depende de su comportamiento.

Documentación

Solicité el visado con bastante antelación. Lo hice directamente en el consulado de la India en Madrid. Fue una mañana perdida, porque las colas eran enormes, pero me quedé bien tranquilo con mi visado estampado en el pasaporte. Además es muy vistoso, jejejeje. También se puede sacar por medio de las oficinas de una empresa acreditada por la embajada de la India en España con la que puedes hacer los trámites por mensajero. A día de hoy el visado de turista para 6 meses cuesta 64,50 €.

Visado de la India

Visado de la India

Además llevé el permiso de conducir internacional. Este permiso es necesario para alquilar un vehículo en la India. Te lo dan en la DGT rellenando unos impresos y pagando la correspondiente tasa. No hay que hacer ninguna prueba o examen adicional.

Moto

Las piezas de repuesto debía de comprarlas ahí, ya que además de que íbamos a alquilar una motos locales, en concreto Royal Enfield, en la India los repuestos son mucho más baratos. Por tanto llevé solo los accesorios comunes a todas las motos que ya tenía aquí y que evitaría comprar en la India.

Repuestos que llevé a la India

Las piezas de repuesto debía de comprarlas ahí, ya que además de que íbamos a alquilar una moto local, en la India los repuestos son mucho más baratos. Por tanto llevé solo los accesorios comunes a todas las motos que ya tenía aquí y que evitaría comprar en la India.

 

Comprado en España

Spray reparapinchazos

Desmontables

Kit pinchazos

Bomba hinchar

Manómetro

Sellador de carter

Bridas

Spray cadena

Llaves multiusos

Cinta americana

Macarrón

Bidón plegable

Comprado en La India

Cable de Embrague

Bombillas

Fusibles

Cámaras

Bujía

Filtro aire

Eslabón cadena

Manetas de freno y embrague

Rodamientos ruedas

 

 

Parece mucho, pero todos ellos son imprescindibles, y aunque suponen una gran parte del peso del equipaje, no abultan demasiado.

 

Cargando la moto

El equipaje que se puede llevar a un viaje de este tipo, como a casi todos los de aventura, conviene que sea lo más reducido posible. Aunque como en este caso llevemos dos maletas a los costados y la posibilidad de poner otra mochila entre ellas, tener que descargar la moto al final de cada jornada se hace muy pesado. Las maletas que tenían las Royal Enfield que alquilamos, eran de cuero y no tenían cerraduras, por lo que nos podían robar cualquier cosa si no las dejábamos en un lugar vigilado. Además de la mochila que traje de España, compré en la India dos bolsas de deportes que se adaptaban exactamente al tamaño de las maletas laterales. De esta manera sacaba y metía todo el contenido en un periquete.

Detalle de las maletas de la moto y del bolsón que llevaba uno de mis compañeros. Un muerto

Detalle de las maletas de la moto y del bolsón que llevaba uno de mis compañeros. Un muerto

En el caso de la mochila, tengo por costumbre limitar el peso máximo a unos 13 kg. Después de muchos viajes he redactado un listado de los elementos que debo llevar y sobre el que trabajo en cada viaje específico, variando uno u otro componente. Si queréis echarle un vistazo, aquí podéis descargarlo en formato PDF.

 Descargar Listado Elementos

Orientación

En este viaje llevé un GPS Magellan. Lo utilicé de forma esporádica, pero en esas pocas ocasiones me fue enormemente útil. Sobre todo cuando los carteles estaban escritos en la lengua local de turno con caracteres no latinos. Previamente descargué de internet varios mapas detallados y a escala 1:25.000 de las comarcas de la India que pensábamos recorrer.

En la Tienda Verde, uno de mis comercios preferidos, en el que se puede encontrar prácticamente de todo, compré un mapa de la India. una vez en el destino, buscaría mapas locales comarcales más detallados.

 

Ropa

Aquí es donde se les va la olla a mucha gente y es el motivo de que los equipajes sean, en muchas ocasiones, demasiado voluminosos. Hay que llevar, al igual que en el resto de los apartados, lo auténticamente imprescindible. No vamos a necesitar mucho para un viaje de estas características. Metí sobre todo ropa técnica. Las camisetas, calcetines y ropa interior, se pueden ir comprando y luego desechando a lo largo del viaje. Compras una camiseta en cualquier mercado y luego, sencillamente adquieres otra y regalas la usada al primer tipo necesitado que veas.

Unas botas cómodas, flexibles, que protejan los tobillos y que te sirvan tanto para la moto, como para cuando te bajes de ella. Unas buenas gafas de sol con cristales intercambiables; blancos amarillos y ahumados, para los diferentes momentos del día. Una camiseta de manga larga, que es otro elemento indispensable, porque con las de manga corta te sueles quemar los brazos a causa del excesivo sol. El sombrero con alas lo prefiero a la gorra, ya que te protege también la nuca del astro rey.

Dando los últimos toques

Dando los últimos toques

Fotografía

Soy un gran aficionado a la fotografía, que además me sirve para ilustrar mis viajes.

A este viaje llevé mi equipo réflex porque los paisajes lo merecían. También llevé una cámara pequeña compacta con un gran zoom óptico y con la opción de poder utilizar pilas alcalinas normales. Una batería dura bastante más, pero en ocasiones puedes pasar varios días sin poder cargarla, mientras que en cualquier tienda puedes comprar unas pilas alcalinas.

Útiles y equipaje

El equipaje consistía en la mochila principal cuyo contenido pasaría luego a las maletas de la moto.

Además llevé mi fiel riñonera muy útil que compré en la sección de caza Decathlon y que desde entonces ha sido una de mis compañeras fijas en los viajes en moto. Siempre es útil llevar la riñonera para tener a mano, sin tener que llenarte los bolsillos de la cazadora, la documentación, la cámara de fotos, alguna barrita energética y un bidón pequeño de agua. La que tengo, lleva una bolsa de malla que se saca de la parte posterior y que al atarla por encima de los hombros con unas cinchas, forma una mochila improvisada.

La riñonera con mochila

La riñonera con mochila

Además llevé unos cubiertos plegables con una navaja, una linterna de las de dinamo, para que no te hagan falta nunca las pilas y bolígrafos y un cuaderno en el que ir anotando aspectos del viaje y otras cosas.

Salud

En este aspecto soy partidario de llevar solo lo imprescindible. En la mayor parte de los sitios se pueden encontrar todo tipo de medicinas, y es mejor no cargar con muchas. Lo básico para una cura de urgencia si te haces una herida; gasas, esparadrapo y Betadine, analgésicos, unas pastillas para la diarrea y protector solar y labial. Las lociones contra mosquitos las suelo comprar siempre en el país, ya que en cada sitio los mosquitos suelen ser diferentes y son mejores los compuestos locales. Nuestras lociones, aparte del Relec que suele dar buenos resultados. los mosquitos del país se la untan en rebanadas y se la comen para el desayuno.

Eso si, pasad un mes antes como mínimo por el Centro de Vacunación Internacional de vuestra ciudad para que os informen de las precauciones y vacunas necesarias para el viaje. Dependiendo de la época del año y las condiciones en las que en ese momento se encuentre el país de destino, las vacunas pueden variar.

Cargando el equipaje en las motos

Cargando el equipaje en las motos

Para viajar a la India no es obligatoria vacuna alguna, pero si se recomiendan  la de la hepatitis A, la hepatitis B, la fiebre tifoidea, el tétanos-difteria, e incluso la Triple Vírica. Yo, tengo que confesarlo, a veces me vacuno y otras veces no. Eso lo dejo a la elección de cada uno. No soy una madre para decirte que eres un inconsciente por no hacerlo. No predico con el ejemplo… jejejeje

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo o al del costado para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

La sección para comentar está al final de la página.

Es muy sencillo, no te pedimos que te registres y te agradecemos cualquier comentario

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.