Efectivamente, ni todo son tapas en España, ni es tapa todo lo que reluce en las barras de los bares. En estas líneas vamos a intentar orientar a los viajeros que lleguen a visitar España, acerca de las diferencias entre las presentaciones que se van a encontrar en los bares y restaurantes…. para que no se queden con hambre ni salgan con un empacho de muerte.

Tapa.- Son pequeñas porciones de comida que se sirven acompañando a una bebida a un precio más o menos contenido. En algunos lugares, la tapa es gratuita, teniendo por lo general una oferta añadida de tapas de pago, mientras que en otros te cobran de forma conjunta bebida y tapa, aunque lo más habitual es que la tapa sea un producto de pago independiente de la bebida. La tapa es más típica del centro y sur del país, sin embargo, actualmente se ha extendido a todo el territorio nacional. La denominación de “tapa” tiene su origen en que antiguamente se servía la bebida con el platito de comida encima, tapando la boca del vaso o copa que la contenía. Ir de tapeo es pedir un poco de cada cosa para poder probar toda la carta y además a un precio razonable.

Viajesinusuales_tapas_tapa

Taboulé

Pincho.- Más típico del norte y muy parecido a la tapa, pero más consistente, ya que se come encima de una pequeña rebanada de pan a la que se sujeta la porción de comida con un palillo o pincho. Obviamente unos callos o un salmorejo no se pueden sujetar muy bien de esta manera, aunque pueden servir, como muchas salsas, de base para el pincho. Suelen consistir en una combinación de alimentos casi siempre cocinados por separados. Aquí el arte está en ofrecer un producto original, fácil de comer en la barra del bar y con los ingredientes bien maridados. Lo reyes de los pinchos son los vascos, le pese a quien le pese. Los pinchos suelen estar encima de la barra y cada uno coge libremente los que quiera, guardando los palillos para poder llevar la cuenta de los que se ha comido y poder pagar luego al camarero. No escondáis los palillos, que los camareros os pillarán casi siempre. Solo tienen que comprobar los espacios que hay vacíos en la bandeja.

Viajesinusuales_tapas_pincho

Pincho de jamón y langostino

Tosta.- No está tan extendida como el pincho o la tapa, pero es relativamente frecuente en muchos bares. Es la hermana mayor del pincho y, como tal, se permite ciertas licencias que no están al alcance del pincho. La rebanada de pan suele ser de considerables proporciones, y esa misma amplitud es la que le permite al cocinero echar cualquier cosa encima sin excesivo temor a que rebase los cimientos de panaderos en los que se asienta. Vamos, que aquí unos buenos callos puede desplazarse a sus anchas. Además, y también debido a su tamaño, las tostas se suelen compartir entre dos o tres comensales. La tosta, a diferencia del pincho, no suele estar destinada a comerse con la mano, a no ser que seas leñador o te dediques a ordeñar vacas, por lo que el contenido da lo mismo que se esparza por el plato. A mi entender la tosta suele ser algo menos refinada que el pincho, pero siempre habrá gente que opine lo contrario. Con una o dos tostas puede comer una persona normal, siempre que no sea leñador o se dedique a ordeñar vacas (Es que estos suelen llegar al bar con bastante hambre)

Viajesinusuales_tapas_tosta

Pincho de gulas

Ración.- La medida ideal de la comida para compartir, la tapa multiplicada por cuatro. Es lo que también se conoce como un plato. Se supone que con un par de raciones puede comer una persona, siendo a su vez la cantidad ideal para repartir entre un grupo de comensales y que al menos toque a cada uno una porción respetable. Cuando vas de tapeo, vas en plan individualista, cada uno a lo suyo, cuando sales de raciones el yo se sacrifica ante el interés comunitario. En muchos locales se puede optar por las medias raciones. No viene mal consultar al camarero el tamaño de la ración y, teniendo en cuenta el número de comensales y el hambre que tengan, optar por elegir una o media ración de cada cosa. Recientemente pedí ,estando solo, una ración de croquetas en un bar de Lebrija, y la simpática camarera me recomendó que mejor pidiera media, ya que en la media entraban ¡12 croquetas! Aún me salen por las orejas.

Viajesinusuales_tapas_ración

Pulpo a la gallega

En resumen, si consideramos que una ración es un 100% de comida, la media ración sería el 60% de la ración, mientras que la tapa consistiría entre el 20 y el 25%. El pincho, aunque parece que va por libre, va en consonancia con la tapa en cuestión de cantidad. La tosta suele ser muy variable, pero es de dos a tres veces más grande que el pincho…. como si te pusieran media ración encima de un pan. Los precios también suelen guardar en líneas generales esta proporción, aunque en cantidades menores siempre se suele cobrar proporcionalmente un poco más para compensar el pan y el cubierto.

Ya sabéis, que no os den tapa de gato a precio de ración de liebre y mejor un pincho en mano que cien tostas volando. ¡A disfrutar zagales!

 

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.