Por fin, después de casi un año de una restauración, que realmente ha consistido en hacerlo completamente de nuevo, hemos podido recorrer otra vez el Caminito del Rey.

Para quien no lo conozca, el Caminito del Rey es una filigrana casi aérea, enclavada en el impresionante desfiladero de Los Gaitanes en la provincia de Málaga, en España.

Principio del Caminito del Rey desde El Chorro

Caminito del Rey

Dice la leyenda, que el caminito se construyó para que el Rey Alfonso XIII pudiera acceder a visitar la presa que embalsa el río de Los Gaitanes, a través de un abrupto desfiladero. Para que la real persona pudiera contemplarlo con seguridad, una legión de trabajadores realizaron una obra increíble, de hierro y cemento, suspendida a cientos de metros sobre el desfiladero. Algo así como  un almohadón de plumas para las reales posaderas. Esa es la leyenda, pero la realidad es que era un camino de servicio para los trabajadores del embalse, que posiblemente inauguró el Rey, porque una obra de ingeniería de ese calibre merecía un estreno por todo lo alto. Alfonso XIII llegó hasta ahí, e inauguró la presa, otra cosa es que recorriera el Caminito del Rey.

Puente sobre el desfiladero

El caso es que con el inexorable paso del tiempo, el Caminito se fue deteriorando, perdiendo herrajes y placas de cemento, hasta que el sentido común y la seguridad de los viandantes aconsejó clausurarlo. Curiosamente, gracias esa etapa de abandono, llegó  su fama inmortal. El Caminito se convirtió en un desafío para los más osados, en un reto para aquellos que presumían de no conocer el miedo. Una legión de aventureros se lanzaron a recorrerlo, dejando muchos de la vida en el intento. Había tramos para poner los pelos de punta al más bragado. Tramos en los que había que pasar sobre dos delgadas vigas de hierro oxidadas, con una caída de cientos de metros bajo tus pies. A pesar de que se preparó el recorrido con clavijas de enganche para arneses de escalada y un cable de seguridad, las placas conmemorativas, que de vez en cuando jalonan el recorrido, nos recuerdan que a veces cualquier precaución es poca. Finalmente en 1999 y 2000 dos accidentes mortales que costaron la vida a cuatro excursionistas provocaron que la Junta de Andalucía cerrara los accesos al camino, demoliendo su sección inicial. Esta medida redujo, pero no acabó con las visitas.

El Caminito antes de la reforma
Uno de los pasos más peligrosos del Caminito antes de la reforma

En 2014 se procedió a su restauración, que ha finalizado a principios de 2015. El Caminito del Rey ha cambiado por completo. Ha perdido el aura de aventura y riesgo que lo rodeaba para convertirse en un espectacular mirador apto para casi todos los públicos. El recorrido total del Caminito del Rey son 7,7 kms., de los cuales 4.8 kms. son de accesos y 2,9 kms. de pasarelas. Se puede hacer en cualquiera de los dos sentidos, previa reserva en la web de la empresa que lo administra http://www.caminitodelrey.info. Salgas de donde salgas, al final del recorrido, puedes tomar un autobús lanzadera que en 15 mn. te devuelve al punto de partida. (Para consultar los horarios de autobuses pincha aquí http://ow.ly/Mrf0r). Nosotros, dado lo ligero del recorrido, optamos por volver de nuevo por el Caminito del Rey hasta el punto de partida. La web del camino, te indica que el tiempo para hacerlo es de una 4 horas. No sabemos muy bien como habrán medido el tiempo, pero calculamos que lo deben de haber hecho con comida por el camino con partida de mus y siesta incluida, porque nosotros, incluyendo bastantes paradas para hacer fotos y admirar los paisajes, no pasamos de hora y media de ida y algo menos de vuelta, por aquello de que parte del trabajo ya estaba hecho.

UnusualTravels_caminito_rey_1

La salida para acceder al Caminito del Rey desde la aldea de El Chorro, entrando por Alora, es la más espectacular. La mayor parte del recorrido es de subida, tras un primer descenso al iniciar las pasarelas. De ahí que se pueda tardar casi una hora más en recorrerlo completo, en función de la forma física del visitante. Pero por otra parte accedes casi de inmediato a las zonas más impresionantes del Caminito. Una vez que dejas atrás las pasarelas, se abre un bonito valle, encajonado entre montañas, por el que discurre un placido sendero por medio de una arboleda. Al finalizar el valle, volvemos a entrar en un desfiladero, muy bonito, pero sin la espectacularidad del anterior tramo.

Desde Ardales, la mayor parte del recorrido es de bajada, salvo el tramo final una vez se pasa el puente colgante y se llega a la zona de Gaitanes. De ahí que se pueda tardar casi una hora menos en recorrerlo.

Puente sobre el desfiladero

No vimos a nadie que lo pasara especialmente mal en el recorrido a causa del vértigo. Algunas chicas jóvenes caminaban con bastantes precauciones, pero para mi que era cosa de la edad, jejejeje. El piso del Camino del Rey es de madera y se puede hacer perfectamente con niños pequeños, ya que las barandillas de la pasarela están protegidas por una malla de acero bastante cerrada a prueba de todo tipo de “angelitos”.

En fin, que es un plan perfecto para un fin de semana, ya que la zona en la que está enclavado el Caminito, es una maravilla y está dotada de otros muchos atractivos, aparte del citado camino. La Basílica mozárabe y las ruinas de Bobastro del conjunto monumental de “Las Mesas de Villaverde” o la Escalera Árabe en la Sierra de Huma merecen por si mismas un viaje a esta comarca.

Caminito del Rey

Reservas e información

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.