Bueno, esto no es algo que, en condiciones normales, recomendemos como sustituto de un sacacorchos. El vino al agitarlo, pierde su esencia, se remueve el poso y se gasifica, pero cuando en mitad de un viaje, conseguir un sacacorchos, puede ser una tarea imposible, este sencillo truco puede ser la solución.

Eso si, os recomendamos probarlo primero con un vino peleón, hasta que dominemos la técnica, y nunca hacerlo con alpargatas.

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.