Villa Epecuén, el retorno del diluvio

Cruzó el umbral de su casa tras treinta años de olvido, treinta años de un desencuentro que arrancó de su vida un tiempo que había transcurrido eterno, que no se podía cuantificar con un simple número,...

Té en Larache

Llueve en Larache. Mientras espero que me traigan una tetera, sentado en la terraza de un café, resguardado bajo un grueso toldo, observo la plaza de la ciudad envuelta en un fino manto de lluvia. Parece que...